viernes, 17 de mayo de 2013

Pensando bajo la lluvia

Sinceramente después de todo no creo que llegue, así que finalmente dejaré de buscar lo que tanto esperaba que me llegaría estando aquí en Italia.
Me siento un poco tonta después de todo, pero supongo que todas buscamos un principe al que buscar y centramos nuestro empeño en ello y nos cegamos estúpidamente en ello.
Sinceramente hay mil cosas de las que debo disfrutar y me da la sensación de que nunca disfruto suficiente. ¿O es que siempre nos quedamos con esa sensación de haber querido o haber podido dar más?

Cae tanta lluvia que me da la impresión que incluso me está mojando. Huele tan fuerte la humedad, tan fresco el aire limpio por la lluvia que creo que se ha llevado todos esos pensamientos inquietantes.


Siempre me gustó la lluvia y su olor. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada